¿Sabes cual fue la primera canción rock enviada al espacio?

voyager1

 La sonda espacial Voyager 1 fue lanzada en 1977 desde Cabo Cañaveral y  ya se encuentra más allá del sistema solar, lista para continuar su viaje interestelar llevando consigo la inmortal canción del excelentísimo Chuck Berry que viaja con ella, nos referimos a “Johnny B. Goode” enviada al vacío del cosmos, en el disco de oro donde se incluye música variada de nuestro planeta, junto a un mensaje de saludo, nuestra posición en el sistema solar e imágenes y sonidos de nuestro lindo planeta como presentación a una posible forma de vida que encuentre el artefacto.

 La sonda espacial Voyager 1 aún nos sigue mandando señales después de atravesar la frontera del Sistema Solar más 37 años después de su lanzamiento, pero la energía no es eterna en la nave y la pila nuclear comenzará a agotarse en el año 2020, dejando así de funcionar el primer aparato de la nave. Para el año 2025 se agotarán todos los recursos energéticos y todos los equipos de la nave se apagarán. Ya no habrá conexión con la Tierra, ni estudios ni resultados científicos, pero la sonda continuará su trayectoria, sin ayuda humana. A pesar de ello, no quedará como un desecho, pues porta información por si alguna inteligencia extraterrestre da con ella, aunque es extremadamente difícil, debido a lo reducido de la nave y la inmensidad del espacio.

Como breve repaso de la canción no hay mucho que acotar ya que no estoy hablando de algo desconocido. La canción fue grabada en 1955 y el rock desborda en ella, esa guitarra que seguramente a los extraterrestres  les volara los oídos o la porquería sucedánea que tengan ellos; esa entonación rebelde, la percusión retumbante, chicharra y persistente, el piano de cantina western, esas palabras que dicen aquí estoy yo aunque sigo siendo el mismo muchacho humilde, pero aquí estoy. Si hablamos de la música,” Johnny B. Goode” es rock por excelencia y es lo que se le agradece a Charles “Chuck”, habernos regalado el rock en su más pura esencia, única e irrepetible, más aun en sus presentaciones en vivo de este tema, donde los solos de piano son mezclados  con los de guitarra que no le deben nada a los que hoy oímos, incluso en el metal actual.

La letra nos habla de un muchacho pobre de campo, el mismo que le da nombre, quien en lo profundo del estado de Louisiana vivía en una humilde choza de adobes, sin saber leer ni escribir pero con un talento para la guitarra que incluso la tocaba tan fácil como hacer sonar campanas.

La gente que pasaba en el tren lo oía tocar bajo la sombra de un árbol, su madre pensaba en un futuro auspicioso y nostálgico incluso al imaginarlo lleno de gloria en una vieja banda para finalizar con la frase “Tal vez algún día tu nombre estará en un letrero de luces que diga: “Johnny B. Goode esta noche”.

Sin duda parece una canción autobiográfica, incluso el mismo Chuck habría cantado la letra indicando a un muchacho negro en vez de un muchacho de campo, lo que calza con la historia del estado de Louisiana donde por influencia del rio Mississippi hubo un gran tráfico de esclavos por el comercio (a pesar de que el músico es oriundo de otro estado cercano). Pero por otro lado, se dice que la canción está inspirada en un pianista y compañero de armas de Berry. Lo más probable es que tampoco sea ajena para el músico.

La letra inspiradora, la música agresiva y desbordante, la lucha y victoria de la gente de color van por el espacio hacia otras estrellas. Se aleja cada vez más en aquel robot viajero. Así como viajero es Chuck (o lo fue en sus tiempos mozos cuando recorría estados y países acompañado solo por su guitarra) su rock avanza, su rock no para, su gran creación Johnny B. Goode trasciende lo terrestre para transformarse en La Canción Interestelar y Chuck en un ser de otro planeta.



Categories: Noticias

Deja un comentario